Historia

Amor eterno de mármol blanco y piedras preciosas

Taj mahal

Sha Jahan conoció a su amada Arjumand en un bazar donde ésta vendía cristales. Admirado por su belleza no fue capaz de dirigirle la palabra en un primer momento, y aunque  en principio no fue aceptada por el emperador, el padre de Sha Jahan, cinco años después y sin poder quitársela de la cabeza, al fin pudieron casarse. Arjumand pasó a ser conocida como Mumtaz Mahal.

Después de 19 años de feliz matrimonio, durante los cuales no se separaron ni para ir a la guerra, el parto de su decimocuarto hijo se complicó y Mumtaz murió, pero no antes de que Sha Jahan le volviera a declarar su amor eterno y hacerle cuatro promesas:
Que construyera su tumba.
Que se casara otra vez.
Que fuera bueno con sus hijos.
Que visitara su tumba cada año en el aniversario de su muerte.

Así, en el año 1631 comenzó la construcción de uno de los edificios más bellos del mundo, diseñado por un grupo de los mejores arquitectos de oriente y que con el esfuerzo de 20000 obreros y 1000 elefantes se terminó de construir en 1648.

Se dice que cuando finalizaron las obras, y para que no pudieran diseñar otro edificio que compitiera en belleza con el que le construyó a su amada, mandó cortar las manos de los arquitectos(se dice que también les dejó ciegos).

Sha Jahan cumplió todas las promesas de amor que le hizo a su esposa en el lecho de muerte, y pasó el resto de su vida mirando al edificio recordando a su amor.

Cuando murió, lo enterraron junto a Mumtaz, aún rompiendo la simetría del interior del edificio. Desde entonces descansan juntos para siempre.
El edificio es una de las 7 maravillas del mundo, y lo conoces….el Taj Mahal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *